Dormir sobre el agua

Un buen descanso es imprescindible para el ser humano. Dormir bien es la base de nuestras actividades diarias, nos da energía y protege nuestro organismo.
Espasmo convencidos que dormir sobre el agua no solamente es natural para el hombre, sino que también garantiza una experiencia única en términos de comodidad y bienestar.

Disminuir al máximo la presión ejercida sobre el cuerpo en posición horizontal.

 

En una cama de agua AKVA, el cuerpo se se siente ligero y ejerce una presión mínima. El colchón de agua se adapta suavemente a las curvas de su cuerpo, aportando alivio y soporte a sus articulaciones, hombros, cuello y espalda. La posición de descanso es naturalmente adecuada desde un punto de vista fisiológico. Es la base imprescindible para un sueño profundo y reparador.

Un ambiente diferente para cada persona, gracias al control de temperatura.

Nuestro sistema de bajo consumo de calefacción del agua AKVA Vital le permite seleccionar la temperatura que más le guste. Este sistema digital puede apagarse durante la noche o funcionar las 24 horas del día. Permite mantener una temperatura constante. Un poco de calor permite relajar eficazmente los músculos. En verano, el agua aporta frescor y bienestar. Sea cual sea la estación del año, su cama de agua le aporta la temperatura adecuada.

Lavable, higiénico y adaptado a las personas alérgicas.

Colchón tradicional
Colchón de agua

Nuestros colchones han obtenido el certificado Öko Tex Standard 100, el más exigente de todos.
No dan opción a los ácaros, los colchones de agua son fáciles de limpiar. Las fundas se lavan en lavadora y se colocan de nuevo fácilmente en la cama gracias a las cremalleras integradas. Después de ventilar la cama, el suave calor del colchón de agua ayuda a acabar de eliminar el sudor acumulado durante la noche. Algo imposible de hacer en un colchón tradicional.

Comodidad duradera.

En una cama de agua AKVA, la comodidad se mantiene año tras año ya que el agua siempre vuelve a su sitio, evitando así el hundimiento irremediable de los colchones tradicionales de muelles, espuma viscoelástica, látex, etc.

Estas ventajas son las principales, pero si habla con alguien que duerme cada día en una cama de agua, seguramente le contará entusiasmado estas y otras muchas más ventajas.

Sabiendo que deben tenerse en cuenta numerosos factores individuales para elegir adecuadamente una cama, consultar a un profesional y probar una cama son dos condiciones necesarias.

Elija su cama con calma.